Business is booming.

Cómo invertir en fondos de inversión: qué son y cuánto rendimiento generan

0

Publicado: 11 enero, 2021 por claudio

Los fondos de inversión o IIC (Institución de Inversión Colectiva) son instrumentos financieros gestionados por una sociedad gestora, la cual puede ser un banco o empresa de servicios de inversión, y una sociedad depositaria.

Se encuentran garantizados por la CNMV y negociados en la Bolsa de Valores de España. Por lo tanto, si te interesan seguramente te hayas preguntado cómo invertir en fondos de inversión.

Consisten en grandes fondos, divididos por secciones, en los que se recauda el capital del cliente. Por tanto, se gestionan de forma “unitaria” y hasta la fecha siempre han logrado un buen comportamiento en el mercado.

También, se caracterizan por un pago inicial bastante limitado, a diferencia de otro tipo de inversiones como la de los Hedge Funds (fondos de cobertura), reservada a los grandes tenedores de capital. 

Como siempre, son productos que están gozando de buen éxito pero también diversas críticas, principalmente por las comisiones aplicadas.

En esta guía analizaremos en detalle cómo invertir en fondos de inversión y compararemos su rentabilidad con los portafolios de eToro, una alternativa real para este tipo de inversión.

Cómo invertir en fondos de inversión

Qué son los fondos de inversión

Según la legislación consolidada de Instituciones de Inversión Colectiva, se define un fondo de este tipo como “Patrimonios separados“. Su interior se divide en las denominadas acciones de pertinencia y se gestiona de forma colectiva. De forma cíclica, los gestores piden a los inversores que aumenten la capacidad de liquidez del fondo.

El propósito es, obviamente, generar ganancias invirtiendo las acciones de ahorro en diferentes activos. Para el inversor se trata por tanto de una gestión pasiva de su dinero, ya que la liquidez la gestionan directamente las gestoras de fondos.

Cada fondo de inversión se divide en unidades y normalmente la entrada mínima para formar parte del fondo está representada por el valor de una unidad. Evidentemente, el importe será variable ya que depende del valor de mercado del fondo.

Los sujetos que forman parte del fondo de inversión son de tres tipos:

  • Partícipes: es decir, ahorradores que inyectan capital al fondo
  • Sociedad gestora: quienes determinan el resultado a través de la gestión prudente de carteras.
  • Sociedad depositaria: instituciones que mantienen físicamente los instrumentos financieros del fondo y la liquidez resultante.

Los diferentes tipos de fondos de inversión

A continuación se muestra una lista de los principales tipos de fondos de inversión para que aprendas cómo invertir en ellos, entre las mejores inversiones especulativas en circulación.

  • Fondos de renta variable: inviertes efectivo en renta variable o bonos convertibles. Dado el tipo de inversión, en promedio son riesgosos. Sin embargo, en los últimos años también gracias al buen comportamiento de la renta variable, han dado buena satisfacción a sus suscriptores.
  • Fondos de renta fija: inviertes en bonos del estado o Bonds corporativos de alta calificación. Como se trata de bonos, los riesgos son muy bajos, al igual que los rendimientos, que ahora se encuentran en mínimos históricos.
  • Fondos mixtos: probablemente el tipo más común, son una mezcla de los dos primeros tipos. El objetivo de la Sociedad Gestora de inversiones será crear condiciones para rendimientos aceptables frente a bajos niveles de riesgo. Evidentemente, cuanto mayor sea el porcentaje invertido en renta variable, mayor será la relación riesgo / rentabilidad.
  • Fondos armonizados: están obligados a cumplir con todas las regulaciones europeas de inversión. Por lo tanto, condiciones particularmente estrictas y estrictas obligan a los administradores a cumplir fielmente con los requisitos de MiFid. En particular, se hace referencia a la limitación de riesgos para los administradores, ante la presencia de determinadas oportunidades de inversión.
  • Fondos No Armonizados: aunque tienen que cumplir con la normativa europea, como es obvio, tienen un margen operativo más amplio. Su libertad de inversión es mayor y entran en esta categoría Fondos de cobertura (Hedge Fund) o fondos SICAV.
  • Fondos abiertos: el inversor debe prestar especial atención a este tipo ya que, al invertir en instrumentos con un plazo generalmente corto, permite solicitar el reembolso de participaciones en cualquier momento. Obviamente, hay términos y procedimientos que se deben verificar en la fase de contrato. Sin embargo, a nivel general, su eliminación es rápida y sin penalizaciones.
  • Fondos cerrados: por el contrario, un fondo cerrado prevé el reembolso de la acción solo al final de un plazo preestablecido. En caso de enajenación anticipada de la inversión, el suscriptor deberá abonar una penalización de importe variable, especificada en todo caso en el contrato.
  • Fondos de inversión inmobiliaria: muy populares hasta los años 90, estos fondos se caracterizan por invertir acciones exclusivamente en bienes raíces. Considerado una inversión segura durante décadas, el ladrillo siempre ha estimulado las fantasías de inversión de los españoles. Hasta la fecha, estos fondos aún se encuentran en declive debido principalmente a la crisis que estalló en 2007, provocada por una burbuja inmobiliaria en Estados Unidos.
  • Fondos de inversión mobiliaria (FIM): esta macrocategoría incluye todos aquellos fondos que invierten en activos más líquidos que un inmueble y con una disposición mucho más rápida y ágil. Por ejemplo, invertir en acciones es un ejemplo de fondos de inversión mobiliaria.

Costes y comisiones de los fondos de inversión

Los costes asociados con las comisiones son una limitación importante para estos fondos. A menudo su gestión también es positiva y profesional, sin embargo siempre hablamos de rentabilidad bruta. Desafortunadamente, la discrepancia entre los rendimientos “brutos” y “netos” será considerable.

Para simplificar el concepto, aquí hay un ejemplo práctico.

Supongamos que nos suscribimos a un fondo que generó una rentabilidad bruta de 1.000€ al final del año. Bueno, procedamos ahora a restar los siguientes costes:

  • Suscripción: 5%
  • Gestión: 2,25%
  • Depósito: 0,2%
  • Reembolso: 5%
  • Impuestos: entre un 19% y un 23%

¡El total es una carga del 31,45%! Por supuesto, los porcentajes pueden variar ligeramente de un gerente a otro, sin embargo, la imagen resultante ciertamente no es la mejor. De hecho, tener que restar 314,5€ hará que nuestro retorno baje de 1.000€ a 685,5€, casi la mitad.

¿Sería conveniente invertir dinero en tal estructura financiera? No son los gerentes los que a menudo son buenos para invertir sabiamente el dinero de los inversores, sino toda la estructura organizativa y burocrática de este sistema para ponerse en marcha.

Además, el dinero de los inversores termina principalmente en pagar a operadores, promotores e instituciones bancarias.  Evidentemente, esto es inaceptable.

Analizamos en detalle cada tipo de coste vinculado a los fondos de inversión:

Suscripción

Poco apreciado por los inversores, este tipo de coste está desapareciendo lentamente. Con el fin de atraer a los inversores a suscribirse al fondo, muchas sociedades gestoras están eliminando este gasto. Nuestra sugerencia es negociar con el banco o promotor financiero la posibilidad de cancelar este molesto gasto.

Gestión

Las comisiones de gestión son las más odiadas por los suscriptores de fondos. De hecho, además de la tarifa de entrada antes mencionada, estos fondos prevén una tarifa anual a pagar al administrador. Todo ello, independientemente de la rentabilidad del fondo.

¿Qué significa esto? Que todavía estamos obligados a pagar una comisión al gestor independientemente del rendimiento alcanzado, que incluso puede ser negativo. El coste es anual, sin embargo se cobra trimestral y semestralmente.

Depósito

A esto, le sumamos otra comisión con características algo surrealistas. Estamos hablando de la denominada “comisión de depósito”. Es decir, es la tarifa que se cobra a los depositarios del fondo para la administración y custodia de valores que forman parte de la cartera.

Reembolso

Es la comisión que cobra la gestora de forma individual a casa inversor en el momento en que se deshace la inversión en el fondo.

Fiscalidad

Los fondos de inversión tienen una tasa de impuesto que varía de entre un 19% a un del 23%, según las ganancias, los cuales se desglosan de la siguiente manera:

  • Hasta 6.000€: 19 %
  • Entre 6.000 y 50.000€: 21 %
  • Más de 50.000€: 23 %

En consecuencia, para simplificar, en los casos de una rentabilidad neta de 1.000€, 190€ terminarán en impuestos.

Fondos de inversión

Mejores fondos de inversión por rendimiento

Veamos ahora cuáles han sido los mejores fondos de inversión en función de los rendimientos obtenidos en 2020.

Como referencia hemos seleccionado fondos armonizados y mixtos. Nota especial para los Fondos ESG, entre los mejores en términos de rentabilidad.

¿Cuáles han sido los mejores fondos de inversión? Aquí está el ranking con los 5 mejores:

SOCIEDAD FONDO RENDIMIENTO
ZENIT SGR GLOBAL OPPORTUNITIES 45,99%
ALLIANZ INCOME & GROWTH 19,62%
GENERALI SELECTION T-CUBE 18,08%
BLACKROCK GLOBAL E2 16,85%
CARMIGNAC REACTIF 100 A 14,79%

Cada Gestor tiene una serie de subsecciones del fondo, nosotros en Bolsa24 hemos seleccionado solo la principal.

Rendimientos realmente interesantes, ¡realmente atractivos para una buena inversión! Sin embargo, es necesario comparar estos números con otros instrumentos financieros.

¿Qué alternativas hay para los fondos de inversión?

El inversor que recurre a los fondos de inversión para destinar su capital busca soluciones seguras pero con una buena rentabilidad potencial. Por tanto, descartando los bonos antes mencionados y descartando también las Cuentas de Depósito (demasiado poco rentables), la mejor alternativa la dan los ETF.

Básicamente, los ETF y los fondos mutuos son muy similares: gestión pasiva, rendimientos superiores a la media, altos estándares de seguridad. Sin embargo, invertir en ETF tiene una serie de ventajas:

  • Tarifas liquidadas: Sin tarifas de inscripción, tarifas de gestión y similares.
  • Inversión inicial: Posibilidad de invertir solo 200€, una cifra inferior a cualquier fondo de inversión.
  • Igualdad de regulación: idéntica protección y garantía europea para ambas soluciones
  • Devoluciones ofrecidas: por encima de la media del mercado

¿Dónde encontrar los mejores ETF? Definitivamente en eToro, un broker líder mundial en términos de inversiones. 

Contiene más de 150 fondos negociados en bolsa, que pueden negociarse sin costes fijos y con un simple clic.

Aquí está la principal diferencia: con eToro puedes operar online y sin tarifas fijas. Un equipo de expertos estará listo para asesorar y sugerir al cliente con indicaciones profesionales y oportunas. Es por eso que indicamos los ETF negociables en este broker como la mejor alternativa a los fondos mutuos.

Haz clic aquí para invertir con eToro

Conclusiones

A la hora de conocer cómo invertir en fondos de inversión, debes saber que son una forma segura y bastante rentable de invertir tu capital. Gestionados por las Sociedades Gestoras, estos instrumentos están presentes desde hace años en España.

Aunque siempre han sido bien considerados, presentan problemas importantes en cuanto a comisiones fijas para suscriptores. A menudo, los beneficios obtenidos en los mercados se anulan con estos costes, en gran detrimento del cliente.

En nuestra review también consideramos los ETF como una alternativa a los fondos de inversión: por el mismo rendimiento, son mucho más baratos y convenientes. Aquí es donde encontrarás a los mejores:

Plataforma: etoro
Depósito min.: 200€
Licencia: Cysec
España: ✅ Latinoamérica: ✅
  • Copy Trading
  • Simple E intuitivo
  • ➥ Empieza
    1star 1star 1star 1star 1star

     

    ¿Vale la pena invertir en fondos de inversión?

    Su rendimiento es bueno, especialmente para los fondos equilibrados, tanto que a lo largo de los años su popularidad ha aumentado de forma constante.

    ¿Cuáles son las alternativas a los fondos de inversión?

    Ciertamente los fondos de cobertura para grandes inversores, o ETF para invertir un capital mucho menor.

    Nuestra puntuación
    Deja una respuesta

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.